Hachiko, el perro más famoso de Japón

Shibuya - Plaza y estatua de Hachiko

Shibuya es un barrio de Tokio de visita obligada si estás de turismo por la capital de Japón. Al ser una zona de ocio y entretenimiento está siempre muy animada y llena de vida, tanto de día como de noche. Uno de los lugares que más me gusta es la plaza de Hachiko, un lugar muy conocido y concurrido llamado así en honor a un can muy especial.

Shibuya - Plaza y estatua de HachikoSeguro que muchos conocéis su historia, pero para los despistados os la cuento a grandes rasgos: Hachiko fue un perro de raza Akita que vivió a principios del siglo XX. Su amo era profesor en la Universidad de Tokio y todos los días le acompañaba a la estación de tren y le esperaba allí hasta que volvía. Pero un día el profesor, Hidesaburo Ueno, sufrió un derrame cerebral en su trabajo y murió, dejando a su perro esperando su regreso durante 9 años. Los habituales de la estación terminaron alimentándolo y al hacerse pública su historia mucha gente visitaba al animal, y se erigió una estatua de bronce en su honor, acto en el que estuvo presente el propio Hachiko. Considerado como un ejemplo de lealtad a seguir por los japoneses, murió en 1938, y para recordarle, la estatua de su figura sigue junto a la salida donde esperaba.

Shibuya - Plaza y estatua de HachikoLa plaza es muy fácil de localizar, se encuentra frente a la salida Hachiko de la estación de tren de Shibuya, llamada así en honor al can. La pared de la estación está decorada con un mosaico en relieve que representa varios Akita, precioso y muy colorido. A pocos metros se divisa la plaza, que se ha convertido en el lugar más popular para los japoneses a la hora de quedar, por lo que os resultará difícil divisar la pequeña estatua de bronce del centro. También es complicado sacar una foto a la estatua, ya que además de los tokiotas, suele tener muchos turistas alrededor posando junto a Hachiko, así que lo mejor es que esperéis pacientemente (o tengáis suerte y no esté hasta arriba de gente cuando lleguéis).

En nuestra última visita a Tokio, paseando por los alrededores de la plaza encontré una plaquita en el suelo con huellas de perro. En aquel momento no le dí importancia, pero es el lugar exacto donde Hachiko esperaba al profesor Ueno todos los días. Una curiosidad que os invito a encontrar si alguna vez pasáis por allí.

Es cierto que existen muchos perros que han sido fieles a sus amos tras su muerte, pero sin duda este perro Akita japonés se ha convertido en un símbolo nacional e incluso fue utilizado por el gobierno para estimular la lealtad hacia el Emperador en aquellos años. Me parece un lugar especial para los que hemos compartido nuestra vida con un can. Y para los que no, también.

Shibuya - Plaza y estatua de Hachiko
Detalle de la estatua de Hachiko. La original fue fundida en la II Guerra Mundial y la actual es de 1947
Shibuya - Plaza y estatua de Hachiko
El bullicio de la plaza de Hachiko contrasta con la estoicidad de la estatua
Shibuya - Plaza y estatua de Hachiko
El mural de la estación de Shibuya se distingue desde lejos
Shibuya - Plaza y estatua de Hachiko
La estatua de Hachiko siempre está rodeada de gente que quiere hacerse fotos con ella
Recursos:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.