Archivo por autor

15 días por Japón día 11: Ueno y Roppongi Hills

Japón - Okachimachi, Ueno y Roppongi

-Escrito originalmente el 9 de abril de 2010 –

Primer día despejado desde que llegamos a Tokyo y nos siguió la nube de oscuridad de Kyoto, así que aprovechamos y nos dimos una vuelta por el mercado de Okachimachi con Iker y Goiuri, un lugar muy animado y concurrido, en especial la parte de pescadería, con los tenderos anunciando sus productos y la gente curioseando tanto turista como locales.
Japón - Okachimachi, Ueno y RoppongiJapón - Okachimachi, Ueno y RoppongiJapón - Okachimachi, Ueno y Roppongi
Tras probar suerte en los ufo catcher, esas máquinas de ganchos que hay en las ferias en España y que aquí están por todas partes, fuimos a comer cerca del hotel a un restaurante de soba que tenía muy buena pinta y que sabían a gloria, Alberto y yo pedimos lo mismo, un menú riquísimo, con pollo frito o karaage:
Japón - Okachimachi, Ueno y Roppongi
Por la tarde fuimos tranquilamente dando un paseo hasta el parque Ueno, que está cerca de donde nos hospedamos, con todos sus cerezos completamente florecidos y gente en sus lonas disfrutando del hanami. Aquí pudimos ver grupos de empleados, con sus trajes y corbatas, reunidos de picnic, algo que aunque es bastante típico no habíamos observado (vale, si, en Yoyogi era domingo, lo se). Hacía un poco de aire y las ráfagas arrancaban pétalos de cerezo, dando la impresión de que llovían pétalos, una pasada.
Japón - Okachimachi, Ueno y RoppongiJapón - Okachimachi, Ueno y RoppongiJapón - Okachimachi, Ueno y Roppongi
Caminando se nos hizo de noche y como hacía tan buen día fuimos a probar suerte again a Roppongi, con tan mala suerte que estaba cerrado el mirador de la azotea, suponemos que porque había tráfico aéreo (hay un helipuerto junto al mirador). Así que mientras esperábamos a nuestros amigos, que se habían ido a ver unos jardines a otra parte del complejo de la torre Mori, nos sentamos a tomar un matcha latte y un matcha frapuccino al Starbucks.
Japón - Okachimachi, Ueno y Roppongi
Había otro mirador, pero en la planta 52 y cubierto, y Alberto decía que no molaba tanto, pero igualmente subimos. No sé cómo es el mirador de la azotea de la torre Mori, pero las vistas de la ciudad que vimos en éste eran alucinantes, y teníamos unos planos de la torre de Tokyo muy chulos, así que nos hartamos a hacer fotos:
Japón - Okachimachi, Ueno y RoppongiJapón - Okachimachi, Ueno y Roppongi
La cena, ya de vuelta en Akihabara, fue un menú consistente en una hamburguesa con ensalada, bol de arroz, ensaladilla rusa y sopa de miso, todo riquísimo. Una lástima que este restaurante ya no exista, porque estaba de muerte 🙁
Japón - Okachimachi, Ueno y RoppongiJapón - Okachimachi, Ueno y Roppongi
Y como siempre que cenamos en Akihabara, nos dimos una vuelta por el Don Quijote para coger el desayuno del día siguiente y mirar los recreativos y las tiendas, y nos largamos al hotel.
Japón - Okachimachi, Ueno y Roppongi

Recursos:

Vídeo: China en un minuto

Somos muy dados a realizar mini resúmenes de nuestros viajes en forma de vídeos, mostrando los lugares que visitamos desde nuestro particular punto de vista. Hace un tiempo que no realizábamos ninguno y hemos desempolvado esta pequeña sección con China, un país que dio mucho de sí tanto en foto como en vídeo.

Así que ponéos cómodos y sumergíos en China durante un minuto con nosotros 🙂

 

5 cosas que me enamoraron de Bruselas

Bélgica - Bruselas

Debo confesar que fui a Bruselas con un poco de miedo. No porque no sea una ciudad segura, ni mucho menos, pero varios amigos y blogueros que la habían visitado antes me habían dicho cosas no muy esperanzadoras sobre la capital europea; y sin embargo, Alberto había estado en varias ocasiones y le encantaba.

Así que cuando decidimos hacer una escapada para visitar a nuestra amiga Alicia y que, de paso, conociese por fin la ciudad, no sabía muy bien qué esperarme. Y tras 5 días recorriendo su centro y visitando algunos de sus lugares emblemáticos me he formado la firme opinión de que me encanta Bruselas. Es una ciudad muy animada y rebosante vida; y aunque no posee “megamonumentos” con los que hacerse la foto y presumir con amigos y familiares tiene un encanto especial que puede llegar al corazón de cualquier visitante. A continuación os dejo 5 motivos para visitarla y dejarse conquistar:

1- Teatro de marionetas Toone

Bélgica - Bruselas

Muy cerca de la famosa Gran Place podemos disfrutar de funciones con títeres centenarios en el Teatro Real de Toone, fundado a principios del siglo XIX y que con el paso del tiempo ha llegado a ser conocido en todo el mundo. En él se interpretan grandes clásicos franceses, belgas e ingleses con marionetas y en varios idiomas. Por desgracia, el español no es uno de ellos, pero la experiencia merece la pena.

2- Museos

Bélgica - Bruselas

Bruselas posee unos cuantos museos interesantes, como el museo de la música, con una gran colección de instrumentos musicales de todas las épocas y partes del mundo; o el del chocolate, una visita obligada para todos los golosos (y no golosos).

3- Sus calles

Bélgica - Bruselas

No hablo aquí de la arquitectura de los países bajos, algo que se puede disfrutar en cualquier ciudad, sino del ambiente que hay en ellas. Bruselas es una ciudad llena de vida y paseando por ella encontrarás mercadillos de artesanía, artistas callejeros y mucha gente sonriente, además de alguna que otra sorpresa inesperada como nos pasó a nosotros. La sensación de felicidad que me transmitió es difícil de describir.

4- Agenda cultural

Bélgica - Bruselas

Estamos en una ciudad cosmopolita y el paraíso de los amantes de la cultura, ya que la agenda de conciertos, recitales, exposiciones de arte y presentaciones literarias es muy extensa. Una faceta más de esta ciudad que merece la pena explorar.

5- Delirium Café

Bélgica - Bruselas

Hablar de Bruselas y no mencionar la cervecería Delirium Café es como no mencionar la famosa Gran Place. Cualquier persona que se haya aficionado a la cerveza termina oyendo hablar de este lugar, un templo para los cerveceros y una interesante visita para los que no lo son. Sus 2000 variedades de cerveza distintas la han colocado en el Libro Guinness de los Records.

Estos son 5 motivos especiales para mí, pero podrían ser muchos más, puesto que no he mencionado sus muchos monumentos, ni sus parques, ni sus miradores… Como veis, Bruselas tiene mucho para ver, saborear y descubrir, una gran ciudad que merece la pena visitar 🙂

Recursos:

Gran Canaria, mucho más que playa y mar

Las Palmas - Gran Canaria

A menudo tenemos tantas ganas de visitar paises exóticos cuando salimos de viaje que nos olvidamos de que el paraíso lo tenemos aquí al lado. Las Islas Canarias esconden tesoros esperando a ser descubiertos por cualquiera que apueste por estos lugares increíbles que tenemos tan a mano.

Hace un par de meses fui invitada junto con otros blogueros a Gran Canaria en el blogtrip #GranCanariaExperience y pude comprobar que esta isla es mucho más que playas paradisíacas (que también las tiene, ojo). Siendo de origen volcánico, tiene una gran superficie montañosa en el interior y unas formaciones geológicas espectaculares, con barrancos que recuerdan al famoso Cañón del Colorado. Nunca pensé que pudiese haber tanta variedad de paisajes en una isla, y la posibilidad de recorrer los grandes cañones de tierra rojiza en 4×4 me dejó maravillada (y con el culo un poco dolorido también).

Las Palmas - Gran Canaria

Las Palmas - Gran Canaria

Las Palmas - Gran Canaria

Las Palmas - Gran Canaria

Soy chica de secano y por eso viví con mucha emoción la parte montañosa de Gran Canaria, pero no negaré que sus playas son geniales, con arenas tan finas como las del desierto y que invitan al baño a pesar de las frías aguas del Atlántico; ¡con 26°C en pleno diciembre hasta apetece agua fresquita! Y junto a la playa de San Bartolomé de Tirajana puedes perderte en las Dunas de Maspalomas, un sorprendente espacio natural entre tanto complejo hotelero que invita a subir a la cima de la duna más alta y contemplar el mar de arena junto al mar de agua.

Las Palmas - Gran Canaria

Las Palmas - Gran Canaria

Las Palmas - Gran Canaria

Las Palmas - Gran Canaria

La variedad de actividades en las playas de Gran Canaria va desde las típicas en otras playas del país hasta algunas tan originales como construirte tu propia balsa con palos, cuerda y bidones de plástico e intentar salir de la playa remando (si, he dicho intentar, la corriente nos prefería dentro).

Las Palmas - Gran Canaria

Las Palmas - Gran Canaria

¿Que eres más urbanita y quieres algo más cultural? La Palma, capital de la isla, tiene un casco histórico precioso tanto de día como de noche, museos muy interesantes y puedes disfrutar de experiencias como talleres de cocina canaria de la mano de un chef  profesional.

Las Palmas - Gran Canaria

Las Palmas - Gran Canaria

Las Palmas - Gran Canaria

Las Palmas - Gran Canaria

Se mire por donde se mire, Gran Canaria es una isla muy completa y que puede satisfacer todos los gustos: playa, montaña, deportes acuáticos, relax en spas y hotelazos, cultura, gastronomía, naturaleza… y todo en este pequeño rincón del archipiélago canario. Como decía al principio del post, no hace falta irse lejos, porque el paraíso lo tenemos al lado.

Las Palmas - Gran Canaria

Recursos: